Decoracion del año 50

Los cincuenta magníficos
Las seríes de televisión, los anuncios publicitarios, los modistas más afamados, las estrellas de cine, los joyeros más chic, los creadores consagrados, los jóvenes diseñadores, los locales más extravagantes, las galerías y tiendas especializadas. En fin, todos aquellos sectores que nos hacen seguir a pies juntillas los dictados de la moda se han empeñado en revisar la estética de una década fascinante, seductora y un poco olvidada hasta ahora: los fantásticos años 50. Asistimos encantados a la reedición de muebles originales y a la aparición de nuevas interpretaciones donde la geometría, en su esencia más pura (esferas, triángulos, cubos, rombos…), impone sus formas, aliadas del metal (acero, aluminio y hierro pintado sobre todo en las estructuras tubulares de las patas) y de las tapicerías monocolores de piel o plástico en tonos no utilizados frecuentemente en decoración (turquesa, naranja, violeta, amarillo limón, morado, azulón). Algunos botones de muestra de esta fiebre cincuentera son los platos de cristal que combinan los binomios rojo/naranja y verde/azul, y la lámpara de sobremesa de globo de cristal azulón y base de acero (ambas piezas se pueden encontrar en Dom); el perchero de metal esmaltado con bolas doradas y la «redondita» silla tapizada con tela de rizo en amarillo limón (originales procedentes de Galuchat); las flores de plástico con tallo de metal (de Aldaba); y otras muchas piezas que les iremos mostrando.

Etiquetas: , ,

Deja un comentario