El suelo radiante para el hogar

El suelo radiante
Con este sistema de calefacción, el pavimento, bajo el que se coloca una sucesión de cables o tubos, se convierte en un gran panel emisor de calor. Por su instalación, sólo resulta interesante en construcciones nuevas o cuando se renueve también el suelo. Entre las ventajas que ofrece destacan el funcionamiento a baja temperatura, el calentamiento uniforme de toda la casa y el aprovechamiento del calor que es más intenso a ras de suelo (donde más se necesita). Además, la temperatura de las habitaciones se controla por separado y, al no utilizar radiadores, deja libres las paredes. Este sistema de calefacción se comercializa en dos modalidades: el hilo, que funciona con electricidad y que puede aprovechar el menor precio de la tarifa nocturna; y el tubo, por el que circula agua calentada con cualquier tipo de energía.

Etiquetas: ,

Deja un comentario