Silla reclinable

En movimiento
Nos sentimos más cómodos cuando nuestro cuerpo está libre y en movimiento, y este afán de libertad se manifiesta incluso cuando estamos sentados. Por esta razón, las sillas que permiten cierta movilidad y los cambios de postura resultan mucho más cómodas. Atendiendo al dinamismo corporal, Peter Opsvik ha creado la silla Gravity para la firma Stokke. Esta silla tiene cuatro posiciones a las que se accede con un sencillo movimiento del cuerpo. Permite descansar con la espalda y nuca bien apoyadas y las piernas ligeramente elevadas, charlar de costado o leer y trabajar ante una mesa con la espalda bien erguida en su curvatura natural; gracias a sus apoyos para las piernas, permite una posición similar a cuando estamos de pie, en la cual la espalda mantiene su curvatura de forma natural y activa, lo que es sumamente importante. Por otro lado, el hueco existente entre el respaldo y el reposacabeza proporciona espacio y libertad de movimientos a brazos y hombros y, a diferencia de los asientos de relax tradicionales, el soporte lumbar realmente crece en efectividad en la posición tumbada.

Etiquetas: ,

Deja un comentario