Colores para la casa

El color se utilizó como elemento unificador. La caja es luminosa, pintada en un gris verdoso suave y ambiguo, que se adapta a todos los estados anímicos. Para crear un clima agradable, éste fue levemente modificado según la luz exterior que recibe cada zona. Se utilizaron pocos materiales, colores neutros, pisos de roble americano natural, fibras naturales y cueros. Los cielos rasos son blancos, contrastando con las paredes. El metal presente es el acero inoxidable pulido y el aluminio. La madera de haya se destaca en el escritorio y en la mesa de comedor, combinada con vidrio arenado. En la planta baja se colocaron persianas y postigones, con cortinas romanas que quedan permanente plegadas para no interrumpir la vista hacia el exterior. Son de voile blanco de puro algodón, un género sumamente traslúcido que filtra la luz sutilmente.

Etiquetas: ,

Deja un comentario