Pisos de madera vieja

Cuando crujen.
Levante el parquet y controle que los listones o el parquet estén nivelados y bien ajustadas a sus respectivas vigas. Las planchas sueltas crujen y rechinan al caminar sobre ellas. Si hay listones despegados, levántelos, retire el polvo con un pincel, y aplíqueles una mano de cola para volver a pegarlos.
Pulido en casa.
Si usted se anima con este tipo de trabajos, puede alquilar una máquina pulidora y realizar la operación sin contratar a un especialista. Las máquinas pulidoras cuentan con un tambor especial donde se ubica el papel de lija y una bolsa trasera que ¡unta el aserrín. A la hora de utilizar la pulidora, es conveniente tapar la nariz y la boca con una máscara que proteja del polvillo y cubrirse los ojos con lentes. Comience a lijar con papel grueso, siguiendo un ángulo de 45° con respecto a la dirección de las planchas..Luego -lijando en el mismo sentido de la madera- emplee lijas medianas y, por último, finas. Para el perímetro de la habitación, utilice los discos pequeños o las correas especiales.
A la hora de seleccionar una madera nueva, procure elegir aquellas que aparezcan más secas y estacionadas, ya que son las que menos van a trabajar. Descarte las que están verdes o húmedas.
Comprar tablas viejas en casas de demolición resulta una alternativa económica, pero hay que tener en cuenta que el gasto reside en la colocación. La mayoría de las tablas de madera receladas han sido lijadas y rebarnizadas en varias ocasiones, por lo que tienen grosores variables que dificultan su colocación. A la hora de elegirlas, seleccione las menos gastadas: evitará desperdiciar tanto la madera como su dinero.

Etiquetas:

Deja un comentario