Plantas para el jardin

1. Papiro enano:
El Cyperus papyrus “nanus” es una planta perenne y sensible a las heladas. Conviene acompañarla por piedras que le proporcionen la humedad que necesita para crecer con fuerza. A la hora de plantarla elija lugares resguardados, ya que sus finas varas no son buenas amigas del viento.
2. Pastos en macetas:
Los pastos levemente grises de la Festuca glauca crecen muy bien en pleno sol, hasta convertirse en una alfombra bien mullida. Funcionan a la perfección en macetas de barro o cemento.
3. A todo verde:
El Cyperus papyrus es una hierba perenne que crece en suelo húmedo. También se puede plantar en frascos de vidrio con arena y piedras como sustrato.
4. Con tinte bronce:
La Carex broncina es toda una novedad en materia de pasto. Tiene un leve tono bronce que se mantiene durante todo el año y alcanza una altura máxima de 40 cm. Para que se realce el efecto shock de su color, conviene plantarlo en grandes cantidades y combinarlos con especies silvestres, como los Cosmos blancos que florecen en primavera, verano y principios de otoño.

Etiquetas:

Deja un comentario