Telas para decorar

Telas para decorar

El uso adecuado y simultáneo de un mismo motivo para cortinas y papel ofrecen un aspecto notable. Se empleará el color de base para destacar una pared así como para la tela de los muebles tapizados.

Elegir los motivos decorativos para el hogar

ambiance fleurs mauves 023

Elección de los motivos:
Una vez decidido qué ambiente se quiere crear y elegidos los colores en compañía de los cuales se quiere vivir, se pasa a la elección de los motivos.
Los papeles modernos son increiblemente variados, y, lo que es más, muchos de ellos han sido concebidos para ser combinados entre sí. Por ejemplo, se puede adquirir un papel cuyos motivos pueden enlazarse con dos o tres motivos diferentes de tamaño más pequeño, así como emplear un color liso y una pintura que se halle dentro de las mismas tonalidades.
El arte consiste en emplear el papel principal sobre tres o cuatro paredes y los motivos más reducidos en el interior de una hornacina, en el lienzo de pared correspondiente a la chimenea o en la pieza continua. O viceversa. Finalmente, existen frisos y ribetes que se pueden asociar con la pintura, el papel o unas cortinas haciendo juego.
En los grandes almacenes de papel y revestimientos decorativos se hallarán motivos muy diferentes a millares. Pero son muchos los que no saben imaginárselos en su propio interior. Ciertos catálogos presentan maquetas en color de piezas empapeladas que ayudan mucho a elegir el motivo en cuestión. No obstante, es preferible llevarse una muestra del papel o tela a casa y asegurarse sobre el terreno. Es fácil equivocarse, incluso estando muy seguro de recordar un color concreto.
Los pequeños motivos son muy populares, ya que son una especie de comodín, fácilmente coordinables con otros elementos decorativos. Sin embargo, un motivo vistoso de gran tamaño, puede realzar admirablemente una estancia sin necesidad de acudir a otros objetos decorativos o a decoraciones murales. Si uno se siente atraído por un motivo con un carácter muy marcado se procurará presentar un rollo sobre la pared durante un cierto tiempo. A veces cuanto más carácter tiene el motivo más se confunde con el fondo.
Los grandes motivos pueden emplearse indistintamente sobre grandes o pequeñas superficies.
Los motivos pequeños empleados sobre las cuatro paredes y el techo de una sala poco dilatada crean un efecto cómodo. Repartidos por toda la casa y haciendo juego con el color de cada habitación darán un gran equilibrio a todo el conjunto. Pero se debe procurar no inundar una estancia. Es mejor optar por una composición de motivos ligeramente diferentes.
Los mejores fabricantes de papel y de tejidos para pared producen colecciones que combinan bien entre sí hasta el punto de que, por lo menos una docena de motivos diferentes, pueden asociarse sin que el efecto resulte abrumador.
Este principio de coordinación concerniente a las telas de decoración, papeles y azulejos, puede aplicarse igualmente a las pantallas, alfombras y cortinas. El secreto consiste en no usar más de uno o dos colores en la combinación de los motivos o bien servirse siempre del mismo motivo utilizado dentro de una gama extensa de colores.

Ideas para decorar la casa

Ideas para decorar la casa

Cómo introducir la armonía:
Tanto si se ocupa un apartamento de alquiler o propiedad como si se trata de residir en un chalet o mansión, las reglas son siempre las mismas. Conviene guardarlas dentro de uno mismo para tenerlas siempre presentes cualquiera que sea el estilo elegido.
En cada lugar existe un elemento dominante hacia el que la vista se siente atraída. Puede tratarse de una chimenea o de una ventana con un bonito enrejado. Pero este elemento también puede crearse. La originalidad de una ventana puede quedar acentuada mediante adornos o cornisas. Si se dispone por casualidad de un detalle arquitectónico interesante, como puede ser una hornacina o unas molduras decorativas fuera de lo común, no hay que tener ninguna duda en ponerlas más en evidencia.
Incluso las salas pequeñas presentan una simetría de la que se puede sacar un buen partido. Todo consiste en imponer la propia personalidad, manteniéndose, sin embargo, dentro de las limitaciones que imponga un tema de conjunto.
Hay que esforzarse en imaginar un amueblado que armonice con la sala en cuestión. Si se es capaz de aprehender la disposición de la habitación que hay que arreglar se habrá conseguido ya la mitad del trabajo de equilibrio.
Si se tiene una chimenea interesante, tanto si dispone de fuego abierto como de una estufa empotrada, se elegirá un complemento a base de asientos que le den realce. Dos sofás de dos plazas serán más prácticos que el clásico tresillo (sofá y dos butacas). Se podrán separar intercalando una mesita baja e incluso se podrán añadir uno o dos sillones ligeros antiguos o comprados de ocasión.
No todo el mundo dispone de una suma de dinero necesaria para adquirir de una sola vez todo lo que sería deseable. Y puede que esto a la larga sea lo mejor. Todos los interiores ganan combinando lo antiguo con lo nuevo. Lo que es necesario es mantener un buen equilibrio tanto en el amueblado como en la decoración. Sólo después de haber estudiado a fondo la estancia se podrá decidir si un ángulo debe llenarse con un velador o bien con una vitrina de rincón.
Seguramente nos daremos cuenta de que los gustos propios han ido evolucionando a medida que se han ido adquiriendo muebles y objetos de adorno. El resultado será muy diferente de lo que uno se había propuesto al empezar.
Hay quien no quiere, de ningún modo, comprar nada de ocasión. En este caso será mejor invertir en telas de buena calidad más que en tapicerías baratas que corren el riesgo de deteriorarse muy rápidamente. Pero si no se dispone de medios para comprar todo de una vez, también hay otros modos de dar realce al interior de la vivienda.

Sofa para living

sofa para living

Diseño de D. Gagliardini para Tagono.
Se produce en diferentes versiones: butaca y sofás de cuatro medidas distintas. La estructura es de madera, con interiores de espuma de poliuretano conformada con fibra y patas metálicas negras.

Altillo de madera en dormitorio

Altillo de madera en dormitorio

El dormitorio del chico es de reducidas dimensiones, pero la altura del techo permitió construir un pequeño altillo de madera, soportado por tubo metálico. Se accede a él mediante la escalera de mano, y tiene amplitud suficiente para colocar otra cama y almacenar objetos de poco uso.

Decoracion de salon principal

Decoracion de salon principal

Como que el salón original resultaba oscuro y poco abierto a la galería, se hicieron aberturas a ambos lados de la halconera, creando una simetría, dejando pasar la luz e integrando los dos ambientes. Esta idea se refuerza por la unificación del pavimento y del color empleado.

Zona de estar con chimenea

Zona de estar con chimenea

La zona de estar está presidida por una chimenea de estilo modernista, original de la casa, y realizada en mármol de San Vicente. Sobre ella se ha colocado un espejo en ángulo con la pared, donde se reflejan las vigas de madera del techo.

Remodelacion de la casa

Remodelacion de la casa

En el tabique de separación entre el salón y una de las habitaciones interiores se abrió una ventana circular que rompe estéticamente los planos rectilíneos de la pared y funcionalmente aporta luz natural al dormitorio. El sillón es modernista.

Puertas de baño

Puertas de baño

En el baño, la puerta tuvo que ser cortada en su ángulo superior con el fin de hacer posible su apertura, dada la inclinación de la cubierta. La pieza recortada se dejó fija en el marco. Para dar mayor importancia a la puerta, se la rasgó, incorporándole cristal uglas.

Zona de comedor y estar

zona de estar

La zona de comedor y estar con el muro de piedra a la vista. La chimenea central calienta el apartamento. Al fondo, bajo las luceras, una hornacina con piezas de cerámica y un perfil de mármol con peana de metacrilato.