Entradas con la etiqueta ‘calefaccion’

La calefaccion

Por la salud. La uniformidad de la temperatura y humedad a lo largo del espacio de una habitación o local permite un funcionamiento normal del mecanismo de regulación de la temperatura corporal. Los otros sistemas de calefacción no mantienen esta uniformidad. Además, al no resecar el ambiente, desaparecen los problemas respiratorios provocados por otros sistemas de calefacción.

Por el ahorro de energía. Con la calefacción por suelo radiante se consigue una mayor eficiencia energética: cualquier otro sistema tradicional tiene que incrementar la temperatura ambiente al menos en 2°C para conseguir igual confort. Cada grado de temperatura representa aproximadamente un 8% de ahorro de energía.

Por la calidad del aire. Por sus características técnicas, con las que se evitan las corrientes de convección provocadas por los radiadores, la calefacción por suelo radiante elimina la acumulación de polvo y las manchas negras en las paredes.

Por la estética del espacio. Compatible con cualquier tipo de decoración, se instala bajo el suelo. No se ve. Sólo se siente.

Por la calidad de los materiales. Porque hemos seleccionado los mejores componentes de Europa: tuberías de polietileno reticulado, aislamientos termoacústicos y sistemas de regulación y control.

Complementos de calefaccion central para el hogar

APARATOS DE APOYO
Son un buen complemento de la calefacción central y también se suelen utilizar como sistema unitario para caldear una habitación. Los más habituales son:
• Los radiadores de aceite: Son eléctricos, portátiles y casi todos cuentan con termostato y programador. Se comercializan con distintas potencias, su consumo eléctrico es elevado
y disponen de gran inercia térmica, es decir, tardan mucho en calentarse y en enfriarse.
• Los convectores: Proporcionan calor rápidamente tomando aire del ambiente y devolviéndolo caliente. Su consumo eléctrico es elevado. Más ruidosa, la versión mural, de pequeño tamaño y equipada con un ventilador, resulta muy práctica para caldear el cuarto de baño o pequeños espacios.
• Los termoventiladores: Con unas características similares a las de los anteriores, estos aparatos también pueden emitir aire frío por lo que en verano cumplen la función de ventiladores.

SISTEMAS DE CALEFACCIÓN

SISTEMAS DE CALEFACCIÓN
Los sistemas para caldear la casa pueden ser comunes para un edificio de viviendas (calefacción central), sólo para una vivienda (individual) o sólo para una habitación (unitaria). Aunque se considera que la primera resulta más económica, las dos últimas permiten una mayor elección sobre el tipo de combustible y los elementos que forman el sistema, así como sobre el encendido y apagado, y la regulación de la temperatura.

CALEFACCIÓN Y AHORRO ENERGÉTICO

CALEFACCIÓN Y AHORRO ENERGÉTICO
El clima de buena parte de España convierte a los sistemas de calefacción en un bien de primera necesidad. Pero ¿cuál de ellos interesa más?; y si no es posible elegirlo, ¿cómo sacar el máximo partido al existente y, de paso, reducir la factura por caldear la vivienda? Se lo contamos en estas páginas.
El coste de la instalación, el precio de las distintas energías y la comodidad en su suministro son las premisas más valoradas a la hora de decidirse por un tipo u otro de calefacción. Pero tampoco hay que descuidar otros aspectos que influyen en lo que pagamos por caldear la casa y que, tomando las medidas adecuadas, pueden suponer un significativo ahorro en el gasto por este concepto.

AISLAMIENTO
Es un factor primordial que a veces se olvida y, pese al desembolso económico que supone, se amortiza en pocos años. Baste recordar que los expertos aseguran que, para conseguir la misma temperatura, una vivienda bien aislada precisa entre un 30% y un 50% menos de energía que otra sin ningún tipo de aislantes. Techos y paredes El tejado es una vía por la que se escapa hasta el 20% del calor, sobre todo en las viviendas unifamiliares y en los últimos pisos. Para retenerlo se pueden colocar planchas de lana de vidrio o las más eficaces pero más caras placas de polietileno o poliuretano. Un solo centímetro de estos aislantes, que también sirven para las paredes, proporcionan una protección similar a la lograda con un muro de hormigón de 50 cm de espesor. Ventanas
Por aquí se fuga el 40% del calor: esta pérdida se reduce a la mitad con ventanas de doble acristalamiento, formadas por dos vidrios de al menos 4 mm de espesor separados por una cámara de aire. Los burletes adhesivos de caucho o de goma espuma instalados en los cierres de puertas y ventanas consiguen ahorrar alrededor de un 5% de energía, casi la misma que se va por estas rendijas. Recubrir con una placa aislante el exterior de la caja de las persianas enrollables también es un método eficaz.

Medidores de calefacción

A CADA UNO LO SUYO

En los edificios que disponen de una caldera central que abastece de calefacción a cada una de las viviendas, la factura por este concepto es igual para todos los vecinos, independientemente del consumo que realicen. Por este motivo resultan muy interesantes los medidores de calefacción que comercializa la empresa Confaire. Estos dispositivos se instalan en los radiadores sin necesidad de obra, cuestan 42 €. aprox. los más económicos y permiten ahorrar, según se ha constatado en los países europeos donde son obligatorios, entre un 19% y un 26% anual en calefacción.